Blanca y radiante va la uña…!

Me gustan mucho las uñas esmaltadas de blanco. No el blanco “liquid paper” o el de las puntas de las french, sino blanco al famoso estilo “vía láctea”. Ese blanco suave, algo traslúcido, que queda divino….  sólo el día que te esmaltaste! Por qué? Porque al día siguiente ya no es tan blanco ni claro… y con el paso del tiempo (con el paso del tiempo me refiero a dos o tres días!) se vuelve amarillo. Un espanto.

Pero… hace unas semanas, recreándome en famoso local que vende cosas de farmacia y también perfumería (y que es lo más parecido a un Walgreens (mi lugar en el mundo!) aquí en los pagos del sur), me encontré con un esmalte que estaba casi escondido, en un costadito, vergonzoso, con su aspecto anterior (ahora Revlon cambió el formato de sus esmaltes), tímido….. Lo miré, me miró, lo agarré y me lo traje a casa para que no se quede solito! Y resultó ser LA SOLUCIÓN a mi problema de “uñas amarillas”!

Revlon Nail Brightener es maravilloso! Cuando te esmaltas de clarito, antes de aplicar el esmalte de color, aplicas una o dos capas (dependiendo el color de tu uña y el tono que te gusta) de este producto. Y después te esmaltás de color. Y, como por arte de magia, el blanco queda blanco por más tiempo! No, no es una publicidad de jabón en polvo: es Revlon Nail Brightener!!!

revlon nail brightener

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s